Soluciones a medida

Fábrica móvil

Historial de innovaciones


 

 

Reto

Nuevos mercados, antiguo problema


 

Si una empresa toma la decisión de expandirse a un nuevo mercado, surge a menudo un problema: una reducida utilización de los nuevos lugares de producción al comienzo. Así, el grupo Schlemmer se vio enfrentado al desafío crucial de adaptar el grado de utilización de sus fábricas en el extranjero a los requerimientos del mercado predominantes en el respectivo lugar.

La cartera íntegra de productos prevista debía estar disponible desde el comienzo, pero hasta que estuviera preparado el terreno para una utilización planificable y rentable de establecimientos de producción, transcurrían a menudo meses o años. Justamente en el sector de tubos flexibles ondulados, el producto central del grupo Schlemmer operando a nivel mundial, la integración de una planta en otro país no era generalmente una buena solución. Un transporte de larga distancia de los tubos flexibles, con su gran demanda de espacio cuando solamente contienen aire en su interior, resultaba lisa y llanamente antieconómico.

 

Solución

El nacimiento de la fábrica móvil


 

En 2010, un equipo de expertos propios de Schlemmer GmbH desarrolló junto con la gerencia una concepción que apuntaba a garantizar una producción orientada a la demanda en cualquier sitio. Ese fue el nacimiento de la "fábrica móvil".

La idea era tan simple como efectiva. Una fabricación estacionaria se desplazaba a un contenedor, el que podía ser transportado sin problemas a los diferentes sitios alrededor del mundo en camión, barco o avión. Esto, por un lado, le asegura al cliente la máxima cercanía a su proveedor, y deja, por otro lado, espacio para adaptaciones o modificaciones de pedido a corto plazo.

 

 

Resultado

Un camión - más de 2.000 productos diferentes


Llegados a un lugar, la "fábrica móvil" está en condiciones de producir al cabo de dos o tres horas y requiere tan solo de dos trabajadores para manejarla. Con la ayuda de esta innovación puede fabricarse in situ y según necesidad de 2.000 a 3.000 productos Schlemmer diferentes. Trabajando en tres turnos es posible así, por ejemplo, producir hasta 62.000 metros de tubos flexibles ondulados.